Parece que los comentarios públicos no son del agrado de muchos. Por eso y por más razones, que no vienen al caso, aquí os dejo una cuenta de correo en la que podeis decir lo que os venga en gana, pedir aclaraciones, sugerir temas, completar o corregir, etcétera.

Vayan por adelantado las gracias por ponerte en contacto.


doytegracias@gmail.com


O Cristo Das Trincheiras (Monasterio de Batalha - Portugal), originariamente era el Cristo de un calvario de la ciudad francesa de Neuve-Chapelle

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Canonización del Beato Rafael Arnáiz Barón

El Obispo asturiano Juan Antonio Martínez Camino anunció durante el pregón de la Semana Santa ovetense de 2008, que el Consejo Científico Médico de la Congregación de El Vaticano para la Causa de los Santos (compuesto por cinco médicos consultores), ha aprobado un milagro ocurrido en Madrid, a caballo entre los años 2000 y 2001, con la intercesión del hermano Rafael declarando que dicha curación es humanamente inexplicable.

El proceso de beatificación del hermano Rafael comenzó en 1965 y se cerró en abril de 1967, pero no fue hasta el 27 de septiembre de 1992 cuando fue beatificado por el Papa Juan Pablo II.

Tras los estudios y seguimientos del ya reconocido milagro desde el año 2003, ahora está a punto de concluir el proceso de canonización, que se inició en el año 2005, y que convertirá al Beato Rafael Arnáiz Barón en Santo en cuestión de pocos años:

El día 9 de abril, a las 10 de la mañana, los monjes de San Isidro de Dueñas, se disponían a cantar la hora de tercia; hora litúrgica en la que se pide de manera especial, ayuda e iluminación al Espíritu Santo.

Este día estuvo presidida por el Sr. Obispo de Palencia D. Rafael Palmero Ramos, quien al término de la cual, procedió a la Sesión de apertura del Proceso Diocesano para la Canonización del Beato Rafael, ante la Comunidad de monjes y una asamblea numerosa de fieles.

Compareció el Rvdo. P. Alberico Feliz Carbajal O.C.S.O. Vicepostulador de la causa de canonización, según consta por el mandato procuratorio que exhibe, y pidió que se procediese a la apertura del proceso sobre la presunta curación milagrosa atribuida al Beato Rafael Arnáiz Barón.

Oída la petición del Vicepostulador, el Excmo. Sr. Obispo, a requerimiento del promotor de Justicia, examinó el mandato procuratorio e hizo entrega del mismo al Juez Delegado y al Promotor de Justicia para que inspeccionasen y, no habiendo nada que oponer al dicho mandato, el Excmo. Sr. Obispo lo admitió como legítimo.

Los nombramientos del Proceso fueron los siguientes:

- M.I.Sr. Don Ginés Ampudia Caballero, Juez Delegado
- Rvdo. Sr. D. Antonio García Redondo Promotor de Justicia
- Fr. Juan Javier Martín Hernández O.C.S.O. Notario Actuario
- Dom. Enrique Trigueros Castillo Abad del Monasterio Cisterciense de San Isidro de dueñas, Notario adjunto
- Notario "ad casum"de la Curia diocesana Rvdo. D. José María Gómez Laso.

Una vez designados los cargos y revisados los documentos, todos y cada uno prestaron juramento, estamparon su sello particular, y señalaron como lugar de las audiencias en que se han de ejecutar las pruebas, el Monasterio Cisterciense de San Isidro de Dueñas. Como días y horas de las sesiones señalaron todos los días laborales de la semana, desde las 10 horas de la mañana a las 18 horas.


Exposición del "posible milagro" para la Canonización.

(Hago notar que existen incorporados entre paréntesis y en cursiva texto ajeno a la exposición que he considerado de mayor explicación del proceso médico y que en nada desvirtúa la exposición original de la postulación para la causa)


Excelencia Reverendísima:

En calidad de Vicepostulador, y con plenos poderes conferidos por la Postuladora General de la Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia (OCSO), presento a su Excelencia Reverendísima la siguiente instancia:

Desde el año 2003 hasta el momento, como Vd. bien sabe, me ha prestado todo su apoyo e interés para llegar a comprobar y seguir estudiando una curación al parecer "milagrosa" atribuida a la intercesión del Beato Rafael Arnáiz Barón.

Y habiendo cumplido todos los requisitos preliminares, y obtenido su Excelencia el traslado de poderes de competencia para llevar a cabo en Proceso en su Diócesis, por la presente pido que forme y constituya el tribunal diocesano para proceder a la investigación canónica del presunto "milagro".

El tema se relaciona con Dña. Begoña León Alonso, que nació el 21 de junio de 1970 en Madrid, y vive domiciliada en la misma capital de España, Avenida de los Poblados número 44, lº B.

Todo comenzó, cuando a los dos meses de la segunda gestación, tuvo que ser ingresada en la "Clínica Belén", que era donde le llevaban el seguimiento médico. Permaneció allí una semana por motivo de deshidratación, y después de las atenciones médicas pertinentes, todo pareció estabilizarse, por lo que le dieron de alta, siguiendo en su casa y en su empleo una vida normal.

Sin embargo a los cinco meses de embarazo, comenzó a sentir contracciones, esporádicas al principio, pero constantes más tarde. Un día yendo al trabajo, viendo que persistían, decidió irse al Hospital. Después de una semana de atenciones, volvió a casa con un tratamiento para las contracciones y reposo absoluto.

En vísperas de Navidad, comenzó con un dolor de cabeza espantoso, que le hizo pasar toda la noche en vela; llamando al tocólogo de cabecera, después de explicarle las características de la dolencia, le recetó "paracetamenol", pero sin resultado positivo, pues el dolor persistió durante ocho días con sus noches.

(Acude al dentista por si tuvieran que ver con su dentadura y al arreglarle una caries la encía comienza a sangrar de modo anómalo y continuo al tiempo que se le detectaba una intensa presión arterial)

El momento álgido fue el mismo día de Navidad, 25 de diciembre del 2000: de repente, durante la comida del medio día, además del intenso dolor de cabeza y las repetidas contracciones, se le presentaron vómitos, diarreas, fuerte dolor de vientre y un mareo profundo que le impedía toda seguridad, por lo que tuvieron que llamar a la ambulancia, pues los dolores eran insoportables: aquello no era un parto normal.

Fue conducida a la "Clínica Belén", donde el médico de urgencias le pronosticó equivocadamente una gastroenteritis. Avisado el médico titular, vio que había sufrimiento fetal, por lo que llamando al Hospital "Gregorio Marañón" pasó directamente al quirófano, donde le hicieron la cesárea. Una vez terminada, el cirujano se presentó ante la familia y dijo al padre de Begoña, que había nacido una niña y que estaba sana y bien, pero que respecto a su hija no había esperanza.

(La niña nació pesando un kilo doscientos gramos)

Había tenido una subida de tensión altísima llamada "eclampsia" y no creían que el corazón aguantara.

Se añadió a esto un fallo hepático; tenía hemorragias internas por lo cual la ingresaron en Reanimación, pues sufría el "Síndrome de Hellp".

(Sintomas del Síndrome de Hellp: hipertensión, disolución de glóbulos rojos, pérdida de plaquetas, sangrado importante por mucosas, orina hematúrica y fallo hepático).

Cuando despertó de la anestesia Begoña se sentía morir y pronto volvió a quedar inconsciente.

Y fue en este momento álgido de su gravedad, cuando su mejor amiga, se enteró de que estaba tan enferma y comenzó a rezar por ella, y a pedir al Hermano Rafael por su salvación.

Mientras tanto, la salud de Begoña empeoraba, y tuvieron que operarla por segunda vez. Como los médicos sabían que corría peligro con la anestesia total, decidieron operarla tan sólo con la sedación que tenía ya puesta.

El momento más crítico se produce a las cuarenta y ocho horas siguientes a esta operación quirúrgica urgente, realizada el 30 de diciembre por la tarde, con pronóstico fatal, y con mortalidad esperada del cien por cien. El cuadro médico estaba resultando aún más negativo a causa de las hemorragias internas, a las que acompañaron varios infartos cerebrales.

(Se realiza escáner craneal en el que se observan lesiones hipodensas bilaterales en región mesoencefalotalámica, todo ello acompañado de fiebre altísima. Por lo que, caso de que la paciente llegara a superar el estado crítico seguramente tendría lesiones cerebrales irreversibles, señalaba el informe médico).

Finalmente le dio una "distress respiratoria", por lo que tuvieron que entubar a la enferma. Llamaron a la familia y le dijeron que ya era imposible que siguiera con vida, que era cuestión de horas o de días, pero que ya no contasen con ella. La lloraron y le administraron el último de los Sacramentos: la Unción de los enfermos.

Por entonces, una de las amigas, Dña Josefa Maria González Cueva, familiarmente "Josefina", visitó el Monasterio de San Bernardo en Burgos, y pidió a las monjas que oraran por Begoña encomendándoselo al Hermano Rafael, "¡sólo al Hermano Rafael!".

El seis de enero, fiesta de la Epifanía y día de Reyes, despertó con alegría de todos, a pesar de estar completamente entubada. En este estado, lo más difícil fue el comienzo de la alimentación. A pesar de todo siguió en el empeño de ingerir algún alimento.

La próxima meta era la de poder moverse sola; cada día progresaba un poco más e iba moviendo mejor las extremidades a pesar de que aún le era imposible ponerse en pie.

Los días iban pasando, hasta que llegó el momento, el día feliz en que le dieron la noticia del alta en Reanimación. En silla de ruedas le acercaron las enfermeras a la incubadora donde se hallaba su niña, y al verla lloró de alegría.

Poco a poco fueron quitando más cables: el oxigeno, la sonda, el suero, de modo que ya podía alimentarse por si misma. Siguieron haciendo infinidad de pruebas y análisis y el resultado era siempre positivo y estable: todo su cuerpo y sus órganos habían estado paralizados y ahora todo funcionaba bien: ¡era milagroso!.

Al fin llegó el momento tan soñado: el 25 de enero de 2001, le comunicaron que al día siguiente, le daban definitivamente de alta. Su respuesta fue: "¡Señor gracias, me voy a casa!"... Y todo ha ido tan bien que ni en la madre ni en la niña ha quedado secuela ninguna, gracias a Dios y al Beato Rafael.
A vista de los hechos expresados, el infrascrito Vicepostulador, ruega a su Excelencia Reverendísima, se digne instruir un Proceso Canónico sobre el supuesto hecho milagroso, atribuido al dicho Beato Hermano Rafael Arnáiz Barón, cuya Canonización es ardientemente deseada por miles de devotos.

Fr. Mª Alberico Feliz Carbajal
Vicepostulador

Después de exponer una pequeña síntesis biográfica del Hermano Rafael, de exhortar el Sr. Obispo a la imitación de sus virtudes y de dar las gracias el P. Abad a toda la asamblea, el acto de apertura del Proceso Diocesano se clausuró cantando el "Regina Coeli" a la Virgen de la Trapa, como último ruego a la "Señora", para que glorifique a Rafael que tanto la quiso.


Para ahondar más en la figura y mensaje del Beato, os recomiendo la siguiente dirección. Es lo más completo que al día de hoy he logrado encontrar en la web:
http://www.abandono.com/hermanorafael.htm

7 comentarios:

Lola dijo...

Esperemos esa canonización. Como dijo el propio Beato Rafael..Saber esperar...
Y con esa sencillez, esperaremos.

Belen Muñoz. (yupi_mel@hotmail.com) dijo...

Sin duda espero con ancias el dia de su canonizacion, pues recien e leido un libro que escribe sobre el y a pensa hace un dia que super de el, nunca antes lo habia escuchado hasta que conoci ese libro el dia de ayer. Y con un solo dia ya produjo un cambio en mi, santo y devoto de nuestra santa madre y de nuestro señor jesucristo!!! sin duda es milagro lo sucedido, solo dios en compñaia de sus santos pueden lograr esa sanacion. Y ya sin pensar en el milagro es santo por hacer del dolor la alegria mas hermosa hacia Dios.

Anónimo dijo...

Ana María:
El Beato Rafael es mi modelo de santidad, lo conozco hace algún tiempo y siempre es como si fuera el primer día, siempre encuentro en el, un rastro mas de Jesús, la humildad, sencillez, donación, el martirio de cada día crucificado con Cristo, el amor por la Trapa, su ¡solo Dios! y la Señora. Dios ama a los sencillos de corazón y Rafita merece estar en los altares de su Rey, y ser modelo para muchos hombres y mujeres de nuestro tiempo. Bendiciones y gratitud a la familia trapense. Espero con gran gozo el dia de la canonización, sueño y rezo por estar allí en Roma.
¡SOLO DIOS!

Meluchi dijo...

Me dieron en la calle una estampa del Beato Rafael Arnáiz hace seis o siete años,no sabía nada de él,me dijeron que le pidiera por mí hija muy enferma del sistema nervioso,le pedí, pero el señor no ha querido que se cure,EL sabrá por qué no,sigo confiando en la voluntad de Dios con el ejemplo del hermano Rafael y he leido un libro sobre su vida el que me ha ayudado.Gran ejemplo a la voluntad de Dios,el secreto de la vida.Sé que el 11 de octubre será canonizado de lo cúal me alegro mucho.Como coincidencía de la vida hoy 28 de abril un hermano mío tiene billete para Roma con su familía, yo no sabía que el hermano Rafael es primo del suegro de mi hermano .

Anónimo dijo...

PUES ME ENTERE DEL HNO. BEATO RAFAEL CASI CUANDO LE VAN A CANONIZAR.. UNA SRA. ME HABLÓ DE EL.. Y ME PARECIO ELLA TAN GOZOSA, FELIZ AL HABLAR DEL BEATO QUE HASTA ME DIJO QUE SALIA PARA ROMA EL 03-10-09..DESDE ACA LE DESEO A ELLA BUEN VIAJE BUENA ESTADIA Y LO MAS IMPORTANTE RELIGIOSAMENTE HABLANDO QUE PUEDA VER ENVIVO EL MOMENTO DE LA CANONIZACION..DESDE VENEZUELA-LARA BARQUISIMETODIOS LES BENDIGA..EL SEÑOR SE SIRVE DEL HUMILDE Y SENCILLO,COMO NUESTRA BEATA MARIA DE SAN JOSE..QUE PERMITA TAMBIEN MI SEÑOR CANONIZARLA A ELLA..AMEN

Anónimo dijo...

Es para toda España y el mundo entero un regalo de Dios la canonización del Hermano Rafael Desde hace muchos años he leido su vida y siento me ha servido para vivr con sencillez y amor a la Santisima Virgen .. Que desde el cielo interceda por la juventud española

Anónimo dijo...

Indiscutiblemente que la santidad del hermano Rafael es un regalo de Dios para su Iglesia. Me siento muy felíz por su pronta canonización, ya que lo conozco desde hace muchos años, y es como si viera lo maravilloso que encierra su vida completa. Desde valencia, venezuela, comparto la alegría de esta canonización.